Mamá, traigo fracaso en Geometría Emocional.

Recuerdo cuando estaba en la escuela, era pésima con los números. Cualquier cosa que no fuese arte o letras era un reto. Mis padres siempre me buscaban tutores para que me ayudaran a comprender lo que para mi era (y sigue siendo incomprendible). Esta semana haciendo limpieza encontré una escala luctuosa que había estado guardando por meses. Es de esas cosas raras...rarísimas. No suelo leer las escalas luctuosas, ese día se presta la casualidad y lo leo y alguien publica en un cuarto de página un mensaje basado en el texto "Cerrando Círculos" de Paulo Coelho. Me llamó la atención y lo guardé. Hoy lo vuelvo a leer con otros ojos.

"Es imprescindible reconocer el fin de las etapas de la vida. El que resiste el cambio, rehusándose a dejar una etapa por la próxima, pierde la alegría y es incapaz de captar el significado de las etapas por venir. Cerrando círculos, cerrando puertas, cerrando capítulos -como quieras llamarlo- es esencial poder hacerlo, desatarte de los momentos de la vida que ya debes clausurar." 

Qué frase más atinada! Creo que si el cambio tiene una porrista, soy yo. Declarada. Siempre lo digo, no hay que resistirse al cambio. A pesar de ello, y aquí viene la reflexión con el "Mamá, traigo fracaso en Geometría Emocional", a mi me cuesta reconocer cuando el círculo se debe cerrar. Muchas veces me encuentro en situaciones en las que no se si es el momento correcto para cerrar el círculo o convertirlo en espiral. 

Verdaderamente que la sabiduría que Dios le concede a Coelho es impresionante. Este pasaje debe ser como un mantra diario, que todo el mundo debe leer...

"Perdiste tu empleo...terminaste con el amor de tu vida...dejaste tu casa de infancia...te enviaron a vivir al extranjero...se acabó tu amistad? Puedes perder mucho tiempo preguntándote por qué, jurando que no avanzarás hasta que entiendas. El desgaste va a ser infinito porque en la vida, tú, yo, tus amigos, tus hijos, todos estamos encaminados a cerrar capítulos, a pasar la hoja, a terminar con etapas o con momentos de la vida y seguir adelante. Al no hacerlo, te haces daño y entristeces a tus seres queridos, quienes siguen mientras tú te quedas estancado". 

Es tan cierto lo que dice. Uno pierde demasiado tiempo cual perro correteándose la cola, pensando en el porqué de las cosas. Muchas veces las cosas suceden simplemente porque tienen que suceder, porque el efecto mariposa así lo ha puesto en marcha. Hace un par de semanas posteamos en el twitter la siguiente frase "Dijo mi abuelo: De qué vale llorar por la leche derramada cuando todas las fuerzas del universo estaban confabuladas para que se vertiera." Admito, no solo lloro por la leche derramada, a veces le hago un funeral de estado completo al vaso de leche y a la vaca.

Coelho continúa diciendo "No podemos estar en el presente añorando el pasado. Ni siquiera preguntándonos por qué. No podemos ser niños eternamente, ni adolescentes tardíos, ni empleados de empresas inexistentes, ni aferrarnos a quienes nos quieren dejar." (Esa última parte duele. Debí poner un spoiler alert. Mis disculpas.)

Una de las cosas fundamentales que compartirmos con los asistentes al taller del Mapa de la Prosperidad que realizamos recientemente es la analogía del carro, que bien describe la psicóloga clínica Marta Y. de Alvarado. Ella dice que uno tiene que ir por la vida como quien va en un carro, siempre mirando por el parabrisas y muy pero muy pocas veces viendo el retrovisor. "Si te pasaras todo el camino viendo por el retrovisor, tendrías un accidente. A veces es sano poner el carro en neutral, otras veces lo mejor es ponerlo en pausa por un momento pero lo importante es siempre volver a ponerlo en marcha. Drive!" Ese fue uno de los consejos más sabios que he escuchado en mi vida y salió de ese taller.

La perspectiva de Coelho es un teorema en sí. Dice "por eso es tan importante, no importa cuánto duela, destruir recuerdos, regalar lo viejo, cambiar de casa, vender libros, quemar papeles...los cambios externos simbolizan el proceso de superación. Todo lo material es una representación de lo espiritual, de lo emocional, de lo que reina en nuestras mentes y nuestros corazones. Desprenderse es la única manera; solo así estarás libre y listo para nuevas experiencias y sentimientos."

Otra parte clave del taller fue justamente ese punto. Muchas veces tenemos la costumbre de ir acumulando cosas, grandes y pequeñas que simbolizan cómo nos sentimos en x o y momento. Cuántos de nosotros no hemos ido a una casa y encontrado una alacena entera llena de recordatorios que van desde bautizos a bodas y quinceaños? Es una ridiculez! Pero volviendo a Coelho, esto es catarsis. Es necesario. Yo rompo papeles en mi oficina como loca de vez en cuando y al final me siento liberada! Proyectos en los que ya no estoy trabajando, que se que no necesito tener a mano, los voy desechando rápidamente, para abrir camino a cosas nuevas.

Quiero recalcar el hecho de que esto lo puso alguien en una escala luctuosa. Dice "No esperes que te devuelvan lo que tuviste, que te reconozcan tus esfuerzo o cualidades, ni que entiendan tu amor. Suelta el resentimiento. Deja de escuchar o ver y analizar lo ocurrido, una y otra vez, en tu emisora personal, tu canal de televisión mental. Ese rebobinado perpetuo es veneno para ti." No cabe duda de que este hombre piensa y vibra en otra frecuencia. No hay mejor forma de explicar el concepto que esta! Y mira lo que dice seguidamente "Recuerda que nada ni nadie es indispensable. Nada ni nadie es eterno. Viniste a este mundo sin el apego y debes aprender a vivir sin él." Qué manera de elegir las palabras de forma tan acertada. Termina diciendo algo que da muchísima esperanza. "¡Avanza! ¡Adelante! No por orgullo, sino porque es el momento y porque para 'eso' ya no hay cabida en tu vida. Cierra la puerta, cambia el canal, limpia la casa, oxigena tu sistema. Deja de ser quien eras para que puedas ser quien eres. ¡Esto es vivir!".

Soy fiel creyente en que todo pasa por algún motivo. Encontrar ese periódico hoy fue como tener al propio Paulo Coelho en el sofá de mi oficina.

Estamos a dos semanas de nuestro tercer taller de Mapas de Prosperidad. Si estás en esa encrucijada en tu vida, donde estás re-evaluando tus metas, esta es una gran herramienta que te puede ayudar a darle forma a tus planes. Gran parte del taller se centra en esto justamente, en comprender la importancia de la perspectiva, del rol que juega el pasado en nuestras vidas, de la importancia que le damos a cosas que no merecen nuestra atención. La idea es darte lo que necesites para que puedas re-enfocar tus metas y materializar lo que realmente quieres y necesitas para ser feliz.

Si te animas, aquí tienes toda la información de The Power Sessions: Mapas de Prosperidad, presentado por Tardes Pink y LightSourcePTY.

Síguenos en Facebook!
Síguenos en Twitter!